Sistema Fascial Osteopatia - Centre Recuperatori Pardinyes Osteopatia

Vaya al Contenido
El omnipresente sistema fascial

Cada tejido corporal es portador de alguna enfermedad resultante de una respuesta patológica de las células a la aplicación de las fuerzas mecánicas.
Cada estructura del cuerpo puede desarrollar una enfermedad como consecuencia de una respuesta anormal de las células a las fuerzas mecánicas externas. [Leer mas]


Servicios

Principios del tratamiento y técnicas básicas

La inducción miofascial es un proceso simultáneo de evaluación y tratamiento, en el que, a través de movimientos y presiones sostenidas tridimensionales, aplicadas en todo el sistema fascial, se busca la liberación de las restricciones del sistema fascial, con el fin de recuperar el equilibrio funcional del cuerpo.
Restricciones miofasciales de la cara




El paso entre un estado y otro requiere una coordinación y un equilibrio perfectos del sistema miofascial. El análisis anatómico de los diminutos recorridos del sistema fascial en esta región es muy complejo y de una importancia secundaria en la ejecución de las técnicas.


Inducción miofascial en la región ocular.
OBJETIVO: liberar las restricciones miofasciales de la región ocular.
Inducción miofascial en la región cigomática.
OBJETIVO: liberar las restricciones miofasciales de la región cigomática.
El trastorno funcional de los músculos masticadores puede producir los siguientes síntomas:

  • Dolor profundo de oído interno.
  • Dolor en la fosa pterigoidea ( cerca del oído).
  • Dolor sobre el ala mayor del esfenoides ( en la sien ).
  • Contacto prematuro entre los dientes.
  • Dolor al masticar.
  • Dolor irradiado sobre la articulación temporomandibular.
  • Dolor sobre el segundo y el tercero de los molares inferiores.
  • Dolor retroocular.
  • Problemas al enfocar la vista.
  • Distorsiones visuales.
  • Reducción de la apertura de la boca.
  • Trabas al abrir y cerrar la boca.
  • Desviaciones de la mandíbula al abrir la boca.
Inducción profunda de la fascia del masetero.
OBJETIVO: la aplicación de esta técnica permite mejorar, de una manera considerable, el funcionamiento de la ATM ( maxilar inferior ), así como también eliminar los dolores referidos de esta región.
Inducción postisométrica del masetero.
OBJETIVO: liberar las restricciones funcionales de difícil identificación durante la liberación profunda.
Patomecánica en las restricciones de la LENGUA

Hay que considerar la lengua como un complejo muscular encargado de diversas funciones:

  • Degustar.
  • Tragar.
  • Masticar.
  • Hablar.

    Los músculos que controlan los movimientos de la lengua se dividen en dos grupos:

  • EXTRÍNSECOS: encargados de mover la lengua dentro de la boca y sacarla fuera.
  • INTRÍNSECOS: realizan los cambios de forma y perfil de la lengua.
Inducción miofascial de los músculos de la lengua.
OBJETIVO: liberar las restricciones miofasciales que impiden un funcionamiento correcto del complejo muscular que controla los movimientos de la lengua.
Restricciones miofasciales de la cabeza



El tratamiento de los trastornos del sistema craneosacro se realiza a través de la aplicación de fuerzas muy ligeras de tracción o de levantamiento (estiramiento), que se aplican sobre los huesos del cráneo. La ausencia de un movimiento suave y elástico en cualquiera de los huesos del cráneo indica una perturbación del sistema. Las restricciones, que son barreras al movimiento libre del sistema craneosacro, pueden producirse entre los huesos del cráneo subyacentes o en las membranas intracraneales (membranas que envuelven el cerebro y la médula espinal).



Tratamiento en las restricciones miofasciales de la BASE DEL CRÁNEO
Inducción suboccipital
OBJETIVO: liberar la restricción miofascial de la región suboccipital (nuca).
Inducción en las restricciones de la tienda del cerebelo a través de la descompresión de esfenoides.
OBJETIVO: el esfenoides es probablemente el hueso más importante en la dinámica craneal y, por supuesto, de todo el sistema craneosacro. El contacto terapéutico sobre las alas mayores del esfenoides permite realizar el movimiento de descompresión en la unión esfenobasilar y liberar las restricciones horizontales anteroposteriores de la tienda del cerebelo.
Inducción en las restricciones de la tienda del cerebelo a través de la sincronización de los temporales (dedo en el oído)
OBJETIVO:  Liberar las restricciones laterales de la tienda del cerebelo.
Implicaciones miofasciales en el funcionamiento de las articulaciones TEMPOROMANDIBULARES (ATM)

Numerosos cuadros dolorosos en la cara, la cabeza y la nuca tienen su origen en los cambios relacionados con el funcionamiento inadecuado de la ATM. El sistema miofascial desempeña un papel primordial en el funcionamiento correcto de esta compleja articulación. Hay que destacar que, durante la evaluación del síndrome miofascial,
se debe diferenciar el dolor procedente de la articulación afectada por los CAMBIOS ARTRÍTICOS ARTICULARES del de origen MIOFASCIAL. Por lo general, el dolor de origen MIOFASCIAL es bilateral. Así que si se trata de un dolor unilateral de una instalación progresiva, por lo general será de origen ARTRÍTICO ARTICULAR.
Compresión de la ATM (maxilar inferior)  [imagen izquierda] - Inducción horizontal de la ATM (maxilar inferior) [imagen derecha]
OBJETIVO: Liberar las restricciones miofasciales que entorpecen el correcto funcionamiento de la ATM.
Restricciones miofasciales del cuello

Es difícil encontrar una persona sin una restricción miofascial del trapecio, especialmente en el segmento superior. Estas tensiones acumuladas pueden tener un ORIGEN FÍSICO, como un traumatismo ( por ejemplo, el síndrome postlatigazo cervical ) o un trastorno postural ( postura sostenida con la cabeza en posición protruida - adelantada - ), así como también de ORIGEN EMOCIONAL.

    NOTA

La respuesta corporal como reacción a un estrés emocional es física. El cuerpo repite patrones de movimiento defensivos que con el tiempo se convierten en hábitos con consecuencias parecidas o iguales a los que genera un traumatismo mecánico directo.

Elongación oblicua de la fascia cervical
OBJETIVO: elongar la fascia del trapecio superior y del angular del omoplato.
Inducción global de las fascias cervicales.
OBJETIVO: Liberar la restricción de la fascia cervicodorsal.
Inducción profunda de las fascias cervicales.
OBJETIVO: liberar las restricciones miofasciales en todos los niveles de la región paravertebral y prevertebral.
Restricciones del músculo ESTERNOCLEIDOMASTOIDEO (ECM)

Las restricciones miofasciales del músculo ECM pueden llevar a ciertos trastornos posturales, dificultades de orientación en el espacio, sensación de vértigo y trastornos del equilibrio postural ( Rolf, 1977; Paulus y Pilat, 1995 ). Las restricciones miofasciales del músculo ECM las asociamos principalmente con la posición protruida de la cabeza ( posición adelantada ). Cuanto más vertical se encuentra el músculo ECM al observarlo en el plano de sagital ( vista lateral ), más pronunciada es la posición protruida de la cabeza del paciente. Es un músculo que generalmente se lesiona fácil y gravemente en los traumatismos relacionados con una violenta hiperextensión del cuello ( síndrome del latigazo cervical ) ( Porterfield, 1995 ). En este tipo de traumatismos, la parte más propensa a las lesiones es la parte de las inserciones inferiores del músculo ( esternón y clavícula).

Inducción miofascial del músculo esternocleidomastoideo.
OBJETIVO: Liberar las restricciones miofasciales de la fascia del músculo (ECM).


Restricciones de la región SUBOCCIPITAL (nuca)



Los músculos suboccipitales controlan los finos y, muchas veces de escasa amplitud, movimientos de rotación y flexión de la cabeza. En la mayor parte de los casos, estos movimientos son involuntarios y están relacionados con los movimientos de la cabeza vinculados a la función de algunos sentidos, como el OÍDO, VISTA, OLFATO.



Inducción suboccipital
OBJETIVO: Liberar la restricción miofascial de la región suboccipital.


Restricciones de la región HIOIDEA (parte anterior del cuello)



Desde el punto de vista funcional, el hioides participa en actividades como TRAGAR, HABLAR, TOCAR INSTRUMENTOS DE VIENTO, ETC. De este modo, los músculos SUPRAHIOIDEOS ( los que están por encima del hueso hioides ) e INFRAHIOIDEOS ( los que están por debajo de hueso hioides ) se convierten en un factor importante en el mantenimiento de una correcta postura de la cabeza y del cuello.

Inducción de la fascia suprahioidea e infrahioidea.
OBJETIVO: liberar las restricciones de la región suprahioidea e infrahioidea.
Deslizamiento transverso suprahioideo.
OBJETIVO: liberar la fascia suprahioidea. La técnica se utiliza en pacientes con tortícolis agudo, disfunción de la ATM (maxilar inferior), cervicalgias, problemas de deglución y alteraciones del habla, así como también con la patología relacionada con el músculo cutáneo del cuello.
Restricciones miofasciales del tórax


Al referirnos al tórax, con mucha frecuencia utilizamos la expresión “caja torácica“. Esta caja, que se compone de las costillas, el esternón y, en la parte posterior, las vértebras dorsales, goza de una gran movilidad al compararla con otros segmentos corporales como la cabeza o la pelvis. Me refiero principalmente a la movilidad intrínseca del tórax. La caja torácica es capaz de inclinarse, doblarse y rotar dentro de sí misma. Es más angosta en el segmento superior y más ancha por abajo. Entre sus principales funciones destaca la de proteger a los órganos primordiales: EL CORAZÓN y los PULMONES. Los movimientos de la caja torácica se realizan con una correcta coordinación entre los pequeños movimientos de numerosas articulaciones. La amplitud y la coordinación correctas de estos movimientos son de una importancia esencial para una ejecución adecuada de la RESPIRACIÓN.



Deslizamiento longitudinal sobre la masa común paravertebral.
OBJETIVO: liberar las restricciones longitudinales de la fascia de los músculos paravertebrales.
Manos cruzadas en la fascia toracolumbar.
OBJETIVO: liberar las estructuras profundas de la fascia toracolumbar.
Inducción oblicua de la fascia torácica.
OBJETIVO: Liberar las restricciones oblicuas de la fascia torácica.
Inducción de la región pectoral.
OBJETIVO: eliminar la restricción de la fascia de la región pectoral. Este tipo de restricción es típica en la retracción de los pectorales o si existe una postura cifótica o escápula alada.
Inducción del diafragma
OBJETIVO: eliminar las restricciones de la fascia del diafragma. Las restricciones miofasciales del diafragma y de sus conexiones se observan habitualmente en las patologías relacionadas con la postura cifótica (giba), los hombros protruidos (adelantados) y la posición adelantada de la cabeza (protruida).  Las restricciones miofasciales diafragmáticas afectan no sólo al funcionamiento de la actividad respiratoria, sino también al de todas las estructuras que atraviesan el diafragma, como, por ejemplo, la arteria aorta, la vena cava, el esófago, los conductos linfáticos o el nervio vago.
Restricciones miofasciales de la región lumbopélvica



Plano transverso: nivel pélvico.
OBJETIVO:  la técnica se utiliza para liberar las restricciones de la fascia en la región pélvica.
Descompresión lumbosacra.
OBJETIVO: liberar las restricciones de la fascia de la región lumbopélvica.
Inducción de la fascia del cuadrado lumbar.
OBJETIVO: producir el estiramiento del cuadrado lumbar y de los erectores de la columna lumbar, así como la descompresión de las raíces nerviosas de la columna lumbar.
Inducción del tejido periticular de las articulaciones sacroilíacas.
OBJETIVO: liberar las restricciones del sistema fascial que afectan a las articulaciones sacroilíacas.
Inducción del sacro.
OBJETIVO: liberar las restricciones de los tejidos adyacentes a los bordes del sacro.
Los principales músculos de esta región son el PSOAS, EL PIRAMIDAL DE LA PELVIS y el GLÚTEO MAYOR. Cuando existen restricciones miofasciales, éstas alteran el equilibrio funcional.




Inducción de la fascia del psoas.
OBJETIVO: esta técnica se utiliza para eliminar las restricciones del psoas asociadas a cuadros dolorosos, y las restricciones del movimiento de la columna lumbar, con la consiguiente aparición de anteversión de la pelvis e hiperlordosis (aumento de la curva lumbar).

NOTA IMPORTANTE
Cada paciente tratado con la técnica de inducción del psoas debe someterse a una evaluación médica previa. Bajo ninguna circunstancia se puede aplicar a pacientes con procesos inflamatorios en el área pélvica, con sospecha de aneurismas (dilatación anormal de las paredes de una arteria o una vena), ni a mujeres embarazadas. Cada dolor abdominal no diagnosticado debe considerarse una contraindicación para la aplicación de la técnica.


En cuanto al GLÚTEO MAYOR, su hipertonía (contractura), relacionada con la restricción miofascial, pueden producir cambios importantes en el comportamiento estático de la PELVIS en la posición de pie así como también durante la marcha.

Inducción de la fascia glútea.
OBJETIVO: eliminar las restricciones de la fascia glútea producidas por las patologías del glúteo mayor y los rotadores del muslo.
Inducción del glúteo medio.
OBJETIVO: liberar la fascia del músculo glúteo medio.
El dolor referido de la restricción miofascial del PIRAMIDAL DE LA PELVIS abarca una zona muy extensa: la región lumbosacra, la región glútea, la cara posterior del muslo, la ingle y el pie. Durante la defecación, el dolor se presenta en el recto. Uno de los síntomas más frecuentes es la DISFUNCIÓN SEXUAL. Así, la restricción miofascial del PIRAMIDAL influye en las patologías relacionadas con el propio PIRAMIDAL, y también puede afectar a la marcha por las restricciones de la elasticidad del BÍCEPS FEMORAL debido a una relación ligamentaria.


Inducción del piramidal de la pelvis.
OBJETIVO: eliminar las restricciones miofasciales y la hipertonía del piramidal de la pelvis.


EL SUELO DE LA PELVIS, de forma romboidal, forma una especie de hamaca colocada en el fondo de la cavidad de la PELVIS. Las lesiones de esta región relacionadas con el EMBARAZO y el PARTO constituyen un objetivo esencial de los tratamientos de inducción miofascial relacionadas en la región del SUELO PÉLVICO ( Koch, 1997, Kirkaldy ).
Inducción indirecta en las restricciones de la región púbica.
OBJETIVO: liberar la fascia de la región púbica.
Inducción transversa de la región púbica.
OBJETIVO: liberar la fascia de los aductores y de la sínfisis púbica.
Restricciones miofasciales de las extremidades superiores


En las patologías más comunes como, por ejemplo, el síndrome de QUERVAIN ( inflamación de los tendones que pasan por encima del pulgar de las manos ), el TÚNEL CARPIANO, la EPICONDILITIS LATERAL DE CODO ( codo de tenis) o la tendinitis del MANGUITO DE LOS ROTADORES (hombro ), siempre se debe evaluar la eficacia mecánica GLOBAL del sistema miofascial de la extremidad superior. Si es cierto que estas patologías tienen su propia etiología ( parte de la medicina que estudia el origen de las causas de las enfermedades ), también es cierto que en su gran mayoría se deben a traumatismos relacionados con el USO EXCESIVO, o tal vez INAPROPIADO ( descoordinado ), en las actividades laborales, domésticas o deportivas. Este uso INAPROPIADO, debido a la deficiencia mecánica del sistema miofascial, podría ser una de las causas de la formación e instalación de las patologías mencionadas, patologías que se suelen presentar en lugares de difícil conformación y coordinación anatómica. Como ejemplo se pueden mencionar los tendones de los músculos extensor del pulgar ( mano ) y abductor largo del pulgar ( mano ), que no sólo comparten la envoltura sinovial, sino que también están expuestos a las repetidas fricciones durante los movimientos complejos del pulgar. Esta situación facilita la formación de, por ejemplo, el síndrome de QUERVAIN. Al enfocar los tratamientos de los síndromes de la restricción miofascial en la extremidad superior, hay que recordar la necesidad de un TRATAMIENTO GLOBAL dirigido a restablecer el equilibrio funcional de toda la extremidad y no sólo del TRATAMIENTO LOCAL realizado con el objetivo de eliminar un problema en concreto.


Restricciones del sistema fascial de la MANO y del ANTEBRAZO.


Deslizamiento longitudinal de los flexores de la muñeca y de los dedos.
OBJETIVO: liberar las restricciones miofasciales de los músculos flexores de los dedos.

Inducción miofascial relacionada con las limitaciones funcionales.
OBJETIVO: liberar las restricciones miofasciales de la cobertura sinovial de los tendones del abductor largo del pulgar y el extensor corto del pulgar.
Técnica telescópica para los dedos de la mano.
OBJETIVO: liberar las restricciones miofasciales en las articulaciones interfalángicas y metacarpofalángicas . La aplicación de esta técnica es recomendable en las patologías relacionadas con los cambios artríticos y postraumáticos, y en patologías relacionadas con el uso excesivo.
Inducción miofascial de las restricciones de los músculos.
OBJETIVO: liberar las restricciones miofasciales de los músculos interóseos.


Inducción de la fascia palmar.
OBJETIVO: liberar las restricciones de la fascia palmar en las patologías relacionadas con la contractura de DUPUYTREN.

Las patologías relacionadas con el dolor clasificado con el nombre del TÚNEL CARPIANO implican, por lo general, el atrapamiento del nervio MEDIANO en el TÚNEL del carpo. Es una patología muy común, de etiología idiopática ( origen desconocido) , especialmente entre las MUJERES y relacionada con el uso excesivo.


Inducción miofascial en las patologías relacionadas con el túnel carpiano.
OBJETIVO: liberar la fascia en la región palmar de la muñeca.

 

Restricciones del sistema fascial del BRAZO.

Inducción profunda de la fascia bicipital.
OBJETIVO: liberar las restricciones miofasciales que afectan el correcto funcionamiento del músculo bíceps braquial.
Deslizamiento transverso en la corredera bicipital.
OBJETIVO: liberar las restricciones miofasciales de la región de la corredera bicipital.
Deslizamiento transverso sobre le tendón del tríceps braquial.
OBJETIVO: liberar la fascia del tríceps braquial.
Restricciones del complejo articular del HOMBRO



Inducción de la fascia del músculo subescapular.
OBJETIVO: liberar las restricciones miofasciales del músculo subescapular.



Inducción de la fascial del pliegue axilar posterior.
OBJETIVO: liberar las restricciones de la cara posterior del pliegue axilar.


Inducción miofascial del dorsal ancho.
OBJETIVO: liberar las restricciones del músculo dorsal ancho.


Inducción miofascial del músculo infraespinoso.
OBJETIVO: liberar las restricciones del infraespinoso.
NOTA
Las restricciones de la fascia del músculo infraespinoso dificultan los  movimientos de rotación interna del brazo como, por ejemplo, abrocharse el sujetador. El dolor suele ser profundo y puede referirse hacia el borde interno del omóplato y la región suboccipital (nuca).


Inducción miofascial del complejo articular del hombro.
OBJETIVO: liberar las restricciones que afectan al correcto funcionamiento del complejo articular del hombro.


Restricciones de los músculos PECTORALES


Inducción miofascial del músculo pectoral mayor (ténica global).
OBJETIVO: en  numerosas ocasiones, las restricciones miofasciales del pectoral mayor implican también restricciones del diafragma y de los rectos abdominales (medio superior). Frente a este tipo de restricción, es recomendable, antes de la aplicación de las técnicas específicas, realizar una técnica global profunda.
Inducción de la fascia del pectoral mayor.
OBJETIVO: liberar las restricciones miofasciales del músculo pectoral mayor.
Inducción miofascial del pectoral mayor y menor 1 (primera alternativa).
OBJETIVO: liberar la fascia del músculo pectoral mayor y menor.
Inducción miofascial del pectoral mayor y menor 2 (segunda alternativa).
OBJETIVO: liberar la fascia de los músculos pectorales.
Inducción de los espacios intercostales.
OBJETIVO: eliminar las restricciones miofasciales en los espacios entre la clavícula y la primera costilla.
Inducción miofascial del triángulo escápular.
OBJETIVO: liberar las restricciones de la fascia sobre los tres bordes de la escápula. La técnica es recomendable en las restricciones escapulotorácicas y del complejo del hombro.
Inducción miofascial del trapecio superior.
OBJETIVO: liberar las restricciones miofasciales del trapecio superior.
Restricciones miofasciales de las extremidades inferiores


Considerando que la principal función de las extremidades inferiores es la del soporte corporal durante la deambulación ( caminar ), intuimos que cada cambio estructural o funcional en cualquiera de sus segmentos generaría una serie de compensaciones que, con el tiempo y el uso prolongado, desarrollarán las compensaciones del sistema miofascial.
Restricciones de la FASCIA PLANTAR

Las fuerzas de estiramiento se concentran, por lo general, sobre la inserción de la fascia del calcáneo, pero también pueden expandirse a lo largo de todo el recorrido de la fascia plantar. Como consecuencia de esas restricciones, el paciente puede tener serios problemas en la deambulación ( caminar ) por terreno llano, al subir y bajar escaleras, y al dar los primeros pasos después de levantarse del reposo, especialmente del reposo nocturno.

Inducción miofascial en las restricciones transversas de la fascia plantar.
OBJETIVO: liberar las restricciones del recorrido transverso de la fascia plantar.
Inducción miofascial en las restricciones longitudinales de la fascia plantar.
OBJETIVO: liberar las restricciones del recorrido longitudinal de la fascia plantar.
Restricciones de la miofascia de LA PIERNA


Los músculos de la pierna están divididos entre sí por los pliegues profundos del sistema fascial, formando, junto con los dos huesos de la pierna ( la tibia y el peroné), cuatro compartimentos ( Bochenek, 1997 ).



Las restricciones miofasciales del compartimento anterior se producen con frecuencia en los deportistas de fin de semana.

Las restricciones miofasciales del compartimento interno están relacionadas con las actividades deportivas de carrera y marcha rápida.

Las restricciones del compartimento externo son poco frecuentes y, por lo general, aparecen varias horas después de realizar ejercicios violentos.

El compartimento posterior suele estar afectado por el uso EXCESIVO, y el dolor debido a las restricciones se puede irradiar hasta la planta del pie.

NOTA
La liberación de la fascia de los músculos GEMELOS y del SÓLEO permite aumentar su flexibilidad, incrementando la amplitud de la dorsiflexión del pie que, con frecuencia, está disminuida por el uso inadecuado, como por ejemplo, la posición prolongada sedante.
Inducción de la fascia del músculo gemelo.
OBJETIVO: liberar la fascia del compartimento posterior.
Inducción miofascial del compartimento anterior.
OBJETIVO: liberar las restricciones de la fascia de los músculos del compartimento anterior.


Resticiones miofasciales en la RODILLA







Inducción de la fascia del cuádriceps.
OBJETIVO: Liberar la fascia del cuádriceps, permitiendo de esta manera ampliar el espacio necesario para una contracción más eficaz.



Inducción miofascial del tensor de la fascia lata.
OBJETIVO: En  numerosas ocasiones, la restricción miofascial se acumula sobre el tensor de la fascia lata, así como en la región coxofemoral. La técnica permite eliminar las restricciones de toda esta zona.



Movilización de la banda iliotibial.
OBJETIVO: liberar las restricciones miofasciales de la banda iliotibial.


Movilización de la región trocantérea.
OBJETIVO: Aumentar la amplitud de la rotación y la flexión de cadera.

Restricciones POSTERIORES de la RODILLA

Inducción miofascial de los isquiotibiales.
OBJETIVO: Eliminar las restricciones miofasciales y aumentar la flexibilidad de los isquiotibiales.
Inducción de la fascia de los flexores del muslo.
OBJETIVO: Liberar las restricciones miofasciales de los músculos sartorio, recto anterior, ilíaco y psoas.
Inducción miofascial del músculo ilíaco.
OBJETIVO: Eliminar las restricciones miofasciales del músculo ilíaco que limitan la extensión del muslo. Estas restricciones pueden desviar la pelvis hacia la anteversión e influir negativamente sobre la cinética (movimiento) de la columna vertebral.
Movilización de la fascia de los aductores.
OBJETIVO: movilizar la fascia de los aductores.